17 agosto, 2015 - Tiempo Argentino - Nota - Política - Pag. 2

El macrismo gastó más en subsidio a las grúas que en infraestructura escolar

El PRO invirtió $ 20 millones en ayudas a dos empresas, un 14% más que lo destinado a mejoras en colegios. Una de las firmas está investigada por cuentas ilegales en el HSBC de Ginebra.
Equipo de Política > [email protected]
Un estudio evidenció que en los primeros tres meses del año, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, ordenó destinar $ 20 millones en subsidios a las empresas concesionarias del sistema de estacionamiento medido de la Ciudad. La cifra es un 14% mayor a los $ 17,6 millones destinados a infraestructura escolar. Esto refleja las prioridades del macrismo en materia de política pública, detalla el trabajo, elaborado por Aixa Ratta y Santiago González, de la Geenap. Otro dato relevante es que, gracias a los vínculos económicos con el poder político, las empresas de grúas llevan acumulados desde el año 2008 más de $ 186 millones en subsidios estatales. Hoy en día, el servicio se encuentra concesionado a dos empresas, Dakota STO (en zona norte) y BRD-SEC (en el sur). Esta última tiene una particularidad: está siendo investigada por cuentas ilegales en el HSBC de Ginebra, una causa que está siendo investigada por el Juzgado Penal Tributario 3, a cargo de María Verónica Straccia. A través de esas cuentas suizas, los propietarios de SEC, José Ricardo Chiantore e hijos, evadieron al fisco nacional, junto con otras empresas, por al menos $ 62 mil millones.
El negocio de los acarreos, con escenas diarias en cantidades industriales, parece ser uno de los más rentables en el ámbito porteño. Las firmas recaudan tanto por el sistema de parquímetros como por los acarreos cuando un vehículo se encuentra en infracción.
Antes de ver los números del rubro, es conveniente aclarar que el canon que pagan es tas empresas mensualmente sólo asciende a $ 55 mil, cada una de ellas. En uno de los últimos reportes de la auditoría porteña rescatados por el informe del Geenap, SEC realizó 39.022 acarreos durante 2013, lo que implica un promedio de 3251 por mes.
Mientras que la empresa que opera en zona norte, Dakota, realizó en el mismo período 66.491 acarreos, lo que implica un promedio de 5540 mensuales. Por otro lado, para el primer trimestre de 2014, BRD había acarreado 34.882 vehículos, y Dakota 29.493. Si se pone el ojo en cuánto le cuesta a un propietario de un auto mal estacionado la recuperación, los números impactan: actualmente cada acarreo tiene un costo de $ 580 lo que significa, de acuerdo con la información dada por el gobierno porteño para un año completo, que sólo por acarreos las empresas recaudan, $ 38.564.780 Dakota, a razón de $ 3.213.731 por mes; y $ 22.632.760 BRD, es decir, $ 1.886.063 mensual.
A esto hay que sumarles los ingresos por estacionamiento medido, por lo cual las compañías absorben un activo de $ 3.120.000 cada 30 días y, de esta manera, sumando lo recaudado por el acarreo y el pago de parquímetros, y tomando como ejemplo a Dakota, se consolida una caja de alrededor de $ 6 millones por mes, y en términos anuales, el importe trepa a una cifra cercana a los $ 72 millones.
Acostumbrado a subejecutar presupuestos en salud, educación y vivienda social, no llama la atención que, en la otra esquina, el PRO privilegie esquemas de beneficios a compañías con sendos vínculos al jefe político del partido y actual candidato a presidente de la Nación.
De hecho, desde el inicio de su gestión, la tasa de acarreo y remoción subió más de un 300 por ciento. En diciembre de 2007 era de $ 92, mientras que en 2014 llegó a $ 450. Cuando quisieron subirla a $ 580, un amparo judicial lo frenó.
Los responsables del estudio por parte del Geenap aseguraron además que un tema que sigue generando polémica es que las dos empresas a cargo del acarreo de autos siguen operando con sus contratos vencidos desde 2001 y hasta el momento, no fueron renovados por el gobierno porteño (ver aparte).
Por último, el trabajo puntualizó que, respecto del gravamen de la concesión, las empresas pagaron durante años un valor ínfimo de $ 1000, que en 2009 pasó a $ 30 mil y recientemente a $ 55 mil, una cifra igualmente irrisoria, ya que con sólo acarrear 95 autos (a $ 480 el acarreo), es decir en unas ocho horas de trabajo, las concesionarias ya lo cubren. También pusieron de relieve que otro punto es que no hay tiempo perdido para el gobierno porteño a lo que ajuste de tarifas se refiere, y señalaron que tal es así que desde 2007 hasta hoy Macri aumentó por decreto en 530% el costo de acarreo. «
La empresa SEC, que opera en el sur capitalino, está observada por evadir millones de pesos al fisco nacional.
Las concesiones de las grúas siguen siendo un misterio. Las empresas tienen vínculo fluido con el poder central.
Las denuncias por subejecución del presupuesto educativo se reiteraron durante la gestión PRO.
Inflación pro 300 por ciento es lo que aumentó el valor del acarreo desde que Macri asumió en Capital Federal.
cifras siderales «Cuatro millones de pesos se llevan las empresas de grúas por mes. Levantan a razón de 300 vehículos por día»
NEGOCIO SOBRE RUEDAS 20 millones Durante el primer trimestre de 2015, las empresas recibieron unos 20 millones de pesos en subsidios por parte de la Ciudad.
La cifra supera los 17,6 millones destinados en el mismo período a infraestructura escolar. Desde 2008 acumulan 186 millones.infraestructura escolar Desde 2008 acumulan 186 millones.
300% La tasa de acarreo subió más de un 300% durante la gestión PRO.
En diciembre de 2007 era de $92.
Hoy es de $450.
Se la quiso llevar a $580, pero lo frenó un amparo.
300 autos Las empresas levantan más de 300 autos por día. Sólo en acarreos facturan 4 millones por mes.
Entre las dos empresas ocupan al menos 150 de los 1200 agentes de tránsito que tiene la Ciudad. Son $11,33 millones en sueldos.
55 mil Cada empresa abona tan sólo 55 mil pesos en concepto de canon por levantar los coches. Los recuperan en un día.
El contrato con las firmas Dakota-STO (Sistema de Tránsito Ordenado) y BRD-SEC (Sistema de Estacionamiento Controlado) venció en febrero de 2001.

OPINIÓN
UN NEGOCIO Y SUBSIDIOS ABSURDOS A UN SERVICIO QUE NO ES ESENCIAL Eduardo Epszteyn Auditor de la Ciudad.
Mi e n t r a s Macri hace campaña sosteniendo que lo que se necesita es hacer cumplir la ley, la Ciudad que él administra ya suspendió por séptima vez la Licitación del Sistema de Estacionamiento Regulado de la Ciudad, que debería regular la nueva organización de grúas y parquímetros.
L os cont ratos e s t á n vencidos desde 2001 y la Ley 4003 indica que si para enero de 2015 este servicio no fue conces ionado y otorgado, debe entonces ser administrado por la Ciudad, cosa que sigue sin suceder.
Es absurdo que un gobierno subsidie el acar reo, que de ninguna manera es un servicio esencial. La situación es grave, por eso en cuestión de días presentaré una denuncia penal por incumplimiento de los deberes de funcionario público, porque la Ley 4003 está vigente, y no se cumple. «
Los levanta autos de Macri, en el eje de la política de tránsito. En la Ciudad, el negocio de las grúas tributa escasamente y recauda como casi ningún otro rubro de la economía.
En el esquema de prioridades del macrismo, la infraestructura de las escuelas sigue siendo secundaria, junto con la vivienda social y las políticas de acceso a la salud.
El servicio de grùas, en cambio, cuenta con generosos aportes del Estado porteño.

Print this pageTweet about this on TwitterShare on Facebook